Hoy abierto: 09:15-13:30, 16:30-20:00
Mañana abierto: 09:15-13:30, 16:30-20:00

¿Cómo combatir el insomnio?

Tiempo de lectura 2 min.

¿Te cuesta dormir o hacerlo sin despertarte? ¿Continúas teniendo sensación de cansancio al despertarte? Es posible que tengas insomnio, el trastorno del sueño más frecuente.

Irritabilidad, ansiedad, baja energía y un estado de ánimo decaído son algunas de las consecuencias que puede tener el insomnio en tu bienestar. Un mal dormir continuado, además, puede reflejarse también en tu rendimiento laboral o en los estudios y, en definitiva, en tu calidad de vida. Por eso es importante fomentar una buena higiene del sueño. Te contamos algunos consejos para conseguirlo.

TIPOS DE INSOMNIO

El insomnio se manifiesta de diferentes maneras:

  • Insomnio de conciliación: se da cuando tienes una dificultad para conciliar el sueño, que hace que aumentes la ansiedad y se desencadene un círculo vicioso.
  • Despertares nocturnos: si interrumpes el sueño con desvelos de más de 30 minutos.
  • Despertar precoz: te despiertas a las pocas horas de haber dormido y no puedes volver a conciliar el sueño.
  • Sueño no reparador: a pesar de dormir durante toda la noche, no consigues un verdadero descanso.

Cómo combatir el insomnio

5 CONSEJOS PARA COMBATIR EL INSOMNIO

Pero dormir bien es, a veces, cosa de ser constante en hábitos y rutinas. Evita las consecuencias de no poder conciliar el sueño o mantenerlo con sencillos consejos a incorporar en tu día a día.

Asegura unas condiciones ambientales adecuadas.  La sensación de unas sábanas limpias, un colchón y una almohada cómodos y adaptados a ti, una habitación donde no entre luz ni ruido exterior y no haga frío ni calor... te ayudarán a conciliar el sueño, ya que factores como la temperatura o la ropa de cama influyen en un buen descanso.

Evita una comida copiosa y consumir alcohol antes de ir a dormir. Tampoco es bueno ir con el estómago vacío; hay que cenar, pero de forma ligera y saludable y no ir a descansar de inmediato. En cuanto al café, el último debería ser seis horas antes como mínimo; de hecho, lo idóneo sería no tomar cafeína después de las doce del mediodía.

No consumas pantallas en los 30 minutos antes de ir a descansar.  Ni tampoco duermas con el móvil al lado. La exposición a la luz azul que emite provoca que el cerebro se confunda y crea que es de día, afectando a la calidad del sueño. Esta luz altera la melatonina, hormona que induce la fase REM, encarga de recargar el cuerpo y hacerte descansar.

Busca tu rutina. Intenta ir a dormir más o menos siempre a la misma hora, ayudarás a tu organismo a iniciar los procesos que desencadenan el sueño de manera anticipada. Equilibrará tu reloj interno y mejorarás la calidad del sueño.

Realiza actividades que favorezcan el sueño. Una opción puede ser realizar alguna técnica de relajación o leer un rato antes de acostarte. ¡Busca la que mejor se adapte a ti!

Además de estos buenos hábitos, consulta con tu farmacia de confianza. En ella te aconsejarán para que nada te quite el sueño y tu cuerpo consiga el descanso que necesita.